Caldo Tlalpeño

Caldo Tlalpeño
Caldo Tlalpeño en Vallarta Salads

El Caldo Tlalpeño es un caldo tradicional mexicano muy saludable, energético y en ocasiones, picosito. En Vallarta Salads lo preparamos con Pollo, Arroz Blanco, Zanahoria, Panela y Aguacate. Considerando que muchos de nuestros visitantes son turistas que no siempre están acostumbrados al picante, les ofrecemos siempre salsa de chile chipotle aparte para que se lo pongan al gusto. Muchos nos preguntan sobre los orígenes de este caldo, por lo que les platicaremos a continuación lo que sabemos. Como muchas tradiciones mexicanas, el origen de este caldo es incierto. Sin embargo, hay 4 teorías (o leyendas) principales:

La primer leyenda,  refiere al estado de Veracruz. Cuenta la leyenda que Santa Anna, el famoso presidente Veracruzano. En alguna ocasión asistió a las fiestas patronales de San Agustín de las Cuevas en Tlalpan CDMX. Después de 3 días de borrachera, le solicitó a la cocinera algún brebaje que le curara la resaca. La mujer le preparó un consomé de pollo con verduras, perón agrio, jitomate, epazote, chile chipotle y sal. Tras degustar el caldo y sentirse resucitado, Santa Anna le preguntó a la cocinera por el nombre de tal suculencia, a lo que mujer, sin más, respondió: Caldo tlalpeño.  Con el tiempo, el perón agrio desapareció no sólo del caldo tlalpeño sino de otros platillos de la cocina mexicana, tanto que hoy en día apenas se conoce. En el caso del caldo tlalpeño, dicho ingrediente se sustituyó con xoconostle.

La segunda versión atribuye su origen al pueblo de Talpa, Jalisco aunque se conoce poco de sus origenes pero se sabe que también consistía en consome de pollo, con arroz y verduras.

La tercera versión menciona que en los años cuarenta, en la vida nocturna de la capital mexicana se vendían caldos de Indianilla adyacentes a los tranvías eléctricos. Según los cronistas de la ciudad, al salir de los bares, cabarets y prostíbulos, los clientes compraban en los puestos adyacentes a los tranvías eléctricos, caldos de Indianilla servidos en enormes cazos. Ahí dicen nació el Caldo Tlalpeño.

Una cuarta versión dice que su denominación se ve ligada al pueblo de Tlalpan en el siglo XIX. Se cuenta que en México de principios de los 1900’s el sistema de transporte principal de la ciudad era el tranvía y uno de los recorridos pasaba por la estación de Tlalpan, donde habían vendedores de comida. La comida que se vendía eran antojitos principalmente pero había una señora que vendía su caldo de pollo diferente a como se conocía. Ella le ponía chile chipotle, aguacate, queso, verduras y más ingredientes. Esta receta empezó a gustar mucho entre la gente y la nombraron caldo de Tlalpan. Con el paso del tiempo el nombre se derivó a caldo Tlalpeño.

En todas estas teorías hay un común denominador que el Caldo Tlalpeño era un excelente “brebaje” para energetizar al cuerpo y minimizar los estragos de la “cruda.” Además es un excelente y muy balanceado alimento. Incluso bebés pequeños que apenas empiezan a comer, disfrutarán de este delicioso caldo. Claro, habrá que cuidar de no ponerle chile chipotle a los peques.

En Vallarta Salads puedes disfrutar a diario a partir de ya de este delicioso alimento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s